Sobre el glicerol y la pretendida neumonía lipoidea

El propanotriol, glicerol o glicerina (C3H8O3) (del griego glykos, dulce) es un polialcohol de tres carbonos saturado con tres grupos hidroxilo (–OH). Se trata de uno de los principales intermediarios del metabolismo celular ya que compone el núcleo de los fosfolípidos y triacilglicéridos (TAG glicerol esterificado con tres ácidos grasos), necesarios para la fisiología normal de la célula. Se presenta en forma de líquido a una temperatura ambiental de 25 ° C y es higroscópico e inodoro. Posee un coeficiente de viscosidad alto y tiene un sabor dulce como otros polialcoholes.

glicerol TAG

El glicerol es ampliamente utilizado en la fabricación de productos cosméticos; la glicerina es muy utilizada en jabones por el aspecto transparente que les aporta y, por su capacidad higroscópica, son muy hidratantes para la piel. También es muy valorada como componentes de cremas de manos, pasta de dientes, etc.

La glicerol en estado puro y en cantidades adecuadas no presenta ningún riesgo para la salud y es habitualmente utilizado por la industria alimentaria en la composición de muchos alimentos (etiquetado E422). Es un componente con el que se consigue emulsionar ingredientes que de por si estarían separados mejorando así la presencia y calidad del producto que la contiene.

Desde hace años se utiliza ampliamente en productos medicinales como supositorios, jarabes, antisépticos, etc, como emulsionante, excipiente, estabilizante y disolvente de los principios medicinales activos. Se utiliza también desde hace años y de forma segura, por vía inhalada, en los e-liquids y en muchos medicamentos:

Nasonex 50 mcg/pulsación (Inhalador nasal)

Principios activos

  • Mometasona (rino):50 gm.
  • Glicerol (e-422) (excipiente):

Becloforte 250 microgramos/inhalación, solución para inhalación en envase a presión

Lista de excipientes

  • HFA 134a (norflurano).
  • Etanol – aproximadamente 9 mg por aplicación (la dosis máxima diaria es de 72 mg).
  • Glicerol (E422).

La lista es interminable. Uno más:

NICORETTE® INHALADOR

SOLUCION

Tratamiento para suprimir el hábito del tabaquismo

PFIZER CONSUMER HEALTH CARE (CHC)

  • Excipientes: ACESULFAMO DE POTASIO, HIDROGENOCARBONATO DE SODIO, ETANOL ANHIDRO, GLICEROL, PROPILENGLICOL

La Neumonía Lipoidea es una patología pulmonar inflamatoria que puede tener origen exógeno, por aspiración de una sustancia grasa (el caso más común es la aspiración de parafina líquida presente en muchos medicamentos), pero también puede tener un origen endógeno, principalmente por la presencia de un carcinoma no microcítico, de un desorden metabólico (principalmente del colesterol), infecciones víricas o bacterianas que impliquen destrucción de macrófagos alveolares (por ejemplo una legionelosis); también se ha visto que los fumadores presentan un incremento de los niveles de sustancias grasas en los pulmones.

El presunto primer caso de Neumonía Lipoidea asociada al eCig fue publicado por McAuley et al en la revista Chest en 2012. Este caso ha sido  ampliamente rebatido por la comunidad científica.

Se trata de una mujer de 42 años que sufre asma, artritis reumatoide, fibromialgia, trastorno esquizoafectivo, hipercolestorelemia e hipertensión.

Su medicación incluye antihipertensivos (amlodipino, lisinopril), inhaladores antiasmáticos (Albuterol), estatinas para regular el colesterol, relajantes musculares para el dolor (cycloben), inmunosupresores (zaprine), antidepresivos (citalopram) y múltiple medicación psiquiátrica no reportada. Había comenzado a vapear aproximadamente 7 meses antes del diagnóstico.

Muchos científicos han puesto en duda la atribución de esta neumonía lipoidea al eCig ya que, teniendo en cuenta el historial médico, esta podría haber sido causada por el uso del inhalador de Albuterol, puesto que presenta ácido oleico (un lípido) en sus excipientes.

Por otro lado, la mujer presentaba elevados niveles de colesterol, que se ha descrito como la principal causa de Neumonía lipoidea endógena.

Finalmente, los antipsicóticos, antidepresivos y relajantes musculares aumentan el riesgo de aspiración accidental que se ha descrito como la principal causa de Neumonía Lipoidea exógena. Sin embargo, los autores atribuyeron la Neumonía Lipoidea directamente al eCig como único causante de la patología.

Analizamos ahora el presunto segundo caso detectado en el mundo, el pasado 13 de Marzo de 2014 en el Hospital de La Coruña (CHUAC):

Varón de 50 años hospitalizado por cáncer de hueso (cadera y fémur) que muestra tos, fatiga y disnea con infiltrados pulmonares. Fumador de tabaco tradicional que había estado vapeando días antes de recibir el alta en el hospital.

El diagnóstico automático no sería Neumonía Lipoidea sino embolia grasa causada por una posible rotura de hueso a consecuencia del tumor (ampliamente descrito); no olvidemos que el paciente estaba ingresado por un tumor de hueso. El Doctor Guillermo González abunda en el tema y lo analiza profundamente en e-volutas.

Sin embargo, y sumado a todo lo anterior, existen dos argumentos que son insalvables desde el punto de vista científico para desmarcar la neumonía lipoidea del eCig. Estos médicos incurren en un error garrafal de química elemental, y así lo han declarado multitud de prestigiosos científicos.

El glicerol es un alcohol y no un lípido por lo que es absolutamente imposible que cause Neumonía Lipoidea.

Como podemos ver en la imagen superior, se trata de un polialcohol de tres carbonos saturado con tres grupos hidroxilo, lo que lo convierte en una molécula altamente soluble en agua, además de ser un intermediario metabólico común, fácilmente procesado por la célula.  A partir del glicerol, mediante una compleja red de reacciones metabólicas y sólo en presencia de ácidos grasos, se pueden generar lípidos de tipo acilglicérido.

Por otro lado, no existe ni la más mínima evidencia estadística significativa que sugiera que se puede atribuir la Neumonía lipoidea al eCig en términos epidemiológicos. Existen millones de vapeadores desde hace más de 10 años en todo el mundo y el número ha crecido de manera exponencial. Dos presuntos casos registrados de Neumonía Lipoidea en todo ese tiempo no rozan ni lo meramente anecdótico y desde luego no existe evidencia científica alguna para atribuirlos al eCig.

Una vez más, la evidencia científica no sirvió para detener la difusión orquestada de falsedades en nombre de la ciencia y las consecuencias de la falsa neumonía lipoidea han sido incalculables principalmente en nuestro país.

NL

Asumimos entonces como diagnóstico de certeza que el Glicerol es un lípido http://bit.ly/1qzPyzD .

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s