Profesor Gerry Stimson

ENTREVISTA CON EL PROFESOR GERRY STIMSON

 

Gerry

El pasado 22 de octubre se emitió una de las entrevistas más relevantes sobre la verdad del cigarrillo electrónico a través de Radio Sant Vicenç dels Horts; científicos, médicos, asociaciones, usuarios y empresarios confluyeron en un programa de entrevistas y aportaciones científicas para desvelar qué hay detrás de esta alternativa al tabaquismo.

Entrevista con el profesor Gerry Stimson, profesor emérito del Imperial College de Londres, profesor visitante de la London School of Higiene y Medicina Tropical, y editor de la Revista Internacional de Política de Drogas . Fue director del Centro de Investigación sobre Drogas y Salud del Comportamiento y del Imperial College de Londres (1990-2004), director ejecutivo de la Asociación Internacional de Reducción de Daños, (2004-2010). Actualmente es Director de la consultora de eventos sobre la salud pública K • A • C (Knowledge-Action-Change).

¿La introducción de los cigarrillos electrónicos tiene el efecto de aumentar el tabaquismo?

Muchos fumadores están cambiando al cigarrillo electrónico. En los últimos años hemos observado un claro incremento de su uso en muchos países europeos, a la vez que empezamos a ver un descenso en el consumo de cigarrillos convencionales en el mismo periodo de tiempo.

¿Los cigarrillos electrónicos renormalizan el acto de fumar?

Es un error afirmar que los cigarrillos electrónicos pueden renormalizar el acto de fumar. Algunas personas están preocupadas por esta posibilidad, sin embargo yo creo que está ocurriendo todo lo contrario; la mayoría de las personas que se cambian al cigarrillo electrónico están mucho más en contra del tabaco, ellos realmente quieren dejar de fumar. Realmente yo no veo que dicha renormalización esté ocurriendo porque en el mismo periodo de tiempo en que los cigarrillos electrónicos han adquirido popularidad las tasas de tabaquismo han ido decreciendo y no hemos visto evidencia de incremento en el consumo de tabaco.

¿Es cierto que la mayoría de los vapers realizan un uso dual con el tabaco?

Es cierto que mucha gente que prueba el cigarrillo electrónico también continúa fumando. En UK tenemos 2.1 millones de usuarios de cigarrillos electrónicos y aproximadamente 700000 han abandonado completamente el tabaco, es decir 1/3 de ellos. Sin embargo, no me preocupa el uso paralelo porque también ocurre que muchos usuarios de parches y chicles de nicotina también continúan fumando; la evidencia nos dice que no incrementan sino que reducen el consumo de tabaco y que su intención final en la mayoría de los casos es abandonar completamente el tabaco en un proceso que puede tardar más o menos tiempo.

Añadiré además otro dato; en Europa hemos contabilizado que, gracias a su gran popularidad, existen unos 29 millones de vapeadores, sin embargo, en España el uso del eCig es mucho menor respecto a la media del resto de Europa contrastando con la gran proporción que hay en España de fumadores.

¿La gente que cambia el tabaco por el cigarro electrónico continua vapeando como una continuación de su adicción o pueden dejarlo si lo desean?

La gente que se cambia al cigarrillo electrónico y decide continuar usando la nicotina, de hecho lo hace porque son dispositivos muy adecuados para seguir consumiéndola ya que les resulta muy difícil abandonar el hábito, por lo que se les podría considerar adictos a la nicotina; sin embargo, en mi opinión este no sería un problema inmediato ya que el gran éxito reside en finalizar el consumo de tabaco. El tabaco contiene aproximadamente 4000 sustancias químicas, y muchas de ellas son extremadamente peligrosas por lo que la prioridad es conseguir primero que la gente deje de fumar y después entrar en otras consideraciones tales como si el consumo de nicotina por sí misma supondría un problema o no. A mí no me preocuparía el consumo de nicotina ya que la evidencia demuestra que no es una sustancia particularmente dañina. Lo importante es centrarse en el abandono del tabaco porque el tabaco es lo realmente dañino.

¿Opina usted que los sabores del eCig son una característica atractiva que puede influenciar a los niños y la gente joven? ¿Qué opina de la publicidad de estos productos respecto a los jóvenes?

Los sabores son importantes porque la nicotina por sí misma no tiene mucho sabor por lo que se debe añadir algo que haga que la gente quiera utilizar el eCig. La evidencia nos dice que la mayoría de la gente que se pasa al eCig aprecia y disfruta los distintos sabores y suelen incluso consumir varios durante el día. Se ha expresado la opinión de que ciertos sabores como chicle o caramelo estarían diseñados para atraer a los niños o jóvenes. Los estudios muestran ligeros incrementos en el número de jóvenes que han probado alguna vez los cigarrillos electrónicos pero en su gran mayoría estos casos son de jóvenes que ya eran fumadores previamente por lo que no creemos que sean los sabores los que hacen atractivo el producto entre este grupo de población. Tampoco hemos encontrado evidencia, como algunas personas han dicho, de que el eCig sea una puerta de entrada al tabaquismo en niños ya que no se han registrado casos. Respecto al marketing dirigido a los jóvenes, el perfil mayoritario de los vapers suele ser, en su inmensa mayoría, personas de mediana edad que llevan de 20 a 30 años fumando y desean abandonar el tabaco; la mayoría del marketing de los eCigs, por tanto, va dirigida a este grupo poblacional y no hemos detectado publicidad intencionada dirigida a menores; de hecho se respeta la restricción a menores de 18 años en la mayoría de países.

¿Qué opina usted sobre la postura oficial de la OMS acerca del cigarro electrónico?

Creo que la OMS ha estado excesivamente centrada en los pequeños riesgos del eCig y ha restado atención al enorme potencial de ganancia en la salud pública que supondría que una mayoría de fumadores se pasaran al cigarrillo electrónico. A ellos les gusta la opinión de otros expertos en salud pública que han posicionado al cigarrillo electrónico más como un problema que como una solución al tabaquismo, basándose en las incorrectas ideas sobre la renormalización, la puerta de entrada al tabaquismo y la introducción del eCig en la población joven y dando la imagen de que se trata de un producto peligroso que minaría todos los avances en control del tabaco aplicados en los últimos años. Estos temas han sido abordados esta semana en Moscú, en la reunión del Convenio Marco para el Control del Tabaco y, pese a que aceptan que el eCig es un nuevo elemento a tener en cuenta en la política antitabaco, no han valorado la enorme acogida que ha tenido este dispositivo como producto de consumo que ha llegado al mercado y ya no se puede detener; también se ha abordado el tema de los posibles marcos legales a adoptar en los diferentes países. Anteriormente la OMS se pronunció en contra de la supuesta peligrosidad de los eCigs; ahora ha avanzado ligeramente en su posición, no obstante, sigue siendo negativa y no se contempla como una posible nueva herramienta de salud pública que, como producto de gran consumo, formaría parte de la solución al tabaquismo y no del problema, sino que apoyan abiertamente una sobrerregulación del producto.

 ¿Qué opina de los prometedores resultados obtenidos por varios prestigiosos investigadores acerca de las bondades de este producto?

Sí es cierto que para conocer completa y absolutamente todos los efectos del eCig serán necesarios muchísimos años de investigación, sin embargo, en términos de toxicología del vapor y de los elíquidos, sabemos que los eCigs son órdenes de magnitud más seguros que los cigarrillos debido a que contienen muy pocos componentes en comparación con el tabaco.

Para garantizar la seguridad del producto, ¿Debería el cigarrillo electrónico regularse como producto farmacéutico?

Realmente necesitamos asegurar que los dispositivos son absolutamente seguros y de buena calidad y tenemos una serie de opciones; regularlos como producto médico o bien regularlos como producto de consumo. Muchos países tienen la opción de regularlos como producto médico, como por ejemplo Reino Unido; el problema es que este tipo de regulación requiere tal grado de control que llevaría muchísimo tiempo la comercialización de cada modelo o producto; así esto realmente favorece a las grandes industrias, especialmente a las tabaqueras que ven ralentizada la salida al mercado de su competidor. El otro problema, es que el mercado del eCig está experimentando un impresionante desarrollo en innovación que cada día pone en el mercado mejores y más desarrollados y eficientes dispositivos y esta sobrerregulación realmente detendría dicha innovación, además de reducir el rango de productos disponibles para el consumidor hasta convertir el producto en algo aburrido y nada atractivo; la gente tiene ahora mismo un enorme abanico de dispositivos, concentraciones de nicotina que pueden reducir paulatinamente y sabores para elegir y adaptar su necesidad. Por estas razones no aconsejaría una regulación más allá de aquella que garantice la calidad y seguridad del producto y este debería ser el camino a tomar en la Unión Europea.

Para finalizar, añadir que, respecto al potencial para salvar vidas, en las últimas estimaciones realizadas por el Dr. Robert West, se muestra que de cada millón de fumadores que se pasasen al eCig, se podrían salvar hasta seis mil vidas al año.

Un comentario en “Profesor Gerry Stimson

  1. Pingback: MOVE se posiciona en contra de la equiparación del eCig al tabaco | Vapor y Ciencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s