Una vez más…

Ayer, Vivek H. Murthy, Cirujano General de Estados Unidos y jefe del servicio público de salud de ese país, publicó un nuevo informe sobre los cigarrillos electrónicos, que pretendía proporcionar un resumen científico de las pruebas relativas a los cigarrillos electrónicos y los productos de vapeo.

El informe, para variar, está causando una enorme controversia a la que se están agarrando como lapas los detractores del cigarrillo electrónico. Además, cómo no, está dando pie a titulares tan divertidos como estos:

cnnyeuronews

Lógicamente, acompañados además de videos de terribles explosiones de “baterías” que aterrorizarían hasta al más “echao pa lante”.

Para explicar la controversia, recurro esta vez a la respuesta del Dr. Michael Siegel en su magistral blog, “The rest of the Story”.

El Dr. Siegel es profesor en el Departamento de Ciencias de Salud Comunitaria, en la Escuela de Salud Pública en la Universidad de Boston. Tiene 25 años de experiencia en el campo del control del tabaco. Anteriormente trabajó dos años en el Departamento de Tabaquismo y Salud del CDC, donde realizó investigaciones sobre el tabaquismo pasivo y la publicidad del tabaco. Ha publicado cerca de 70 artículos relacionados con el tabaquismo. Fue testigo clave en la demanda de Engle contra las grandes tabaqueras, que dio lugar a un veredicto sin precedentes de 145 mil millones de dólares contra la industria. Enseña ciencias sociales y del comportamiento, comunicación de masas y salud pública, y promoción de la salud pública en el programa de Doctorado en Salud Pública de la Universidad de Boston.

Os muestro a continuación su entrada al respecto de esta terrorífica noticia:

EL INFORME DEL CIRUJANO GENERAL DE EEUU SOBRE LOS CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS ES CIENTÍFICAMENTE DESHONESTO

Hoy, el Cirujano General, publicó un nuevo informe sobre los cigarrillos electrónicos, pretendiendo proporcionar un resumen científico de las pruebas relativas a los cigarrillos electrónicos y los productos de vapeo. Sin embargo, el informe es científicamente deshonesto y esencialmente miente acerca de un simple y muy importante hecho, que el público debe entender acerca de los cigarrillos electrónicos y los productos de vapeo: Estos productos no contienen tabaco y, por lo tanto, el vapeo no es una forma de uso del tabaco.

El resto de la historia…

Esencialmente, toda la premisa del informe es una mentira. El informe alerta repetidamente al público de que el vapeo es una “forma de uso del tabaco” y que los cigarrillos electrónicos son una “forma de tabaco”. Esta declaración tantas veces repetida, no podría estar más lejos de la verdad. El vapeo no es una forma de uso del tabaco. Los cigarrillos electrónicos no son una forma de tabaco. La verdad es que los cigarrillos electrónicos no contienen tabaco. Una persona que vapea (pero no fuma) no es un usuario del tabaco. Tal persona no está usando ninguna forma de tabaco. Un “vaper-no fumador” está de hecho “libre de humo” y “libre de tabaco”.

Las repetidas declaraciones del Cirujano General son un insulto a la inteligencia del público. Al parecer suponen que el público es tan estúpido que tenemos que ser engañados con el fin de apreciar el hecho de que el vapeo podría estar asociado con algunos riesgos para la salud. En lugar de decir la verdad e informarnos de que, si bien los cigarrillos electrónicos no contienen ni queman tabaco, los componentes de los e-líquidos pueden degradarse en sustancias químicas que potencialmente podrían llevar algunos riesgos con el uso a largo plazo, el informe nos informa deshonestamente de que los cigarrillos electrónicos aparentemente contienen tabaco y representan una forma de uso del tabaco.

Si alguien realmente se cree este informe, va a hacer mucho daño a la salud pública. Los vapers que lean el informe serán alentados a volver a fumar. “Después de todo, si los cigarrillos electrónicos son sólo otra forma de tabaco y si el consumo de tabaco en cualquier forma es peligroso, ¿por qué molestarme en dejar de fumar? Debería volver a fumar cigarrillos de tabaco”. Afortunadamente, la mayoría de los vapers parecen estar mucho más educados que el Cirujano General y conocen los hechos básicos sobre el vapeo y las diferencias entre vapear y fumar.

No hay que profundizar mucho en el informe antes de que te mientan. En el prólogo mismo, el informe dice: “Estos productos son actualmente la forma de tabaco más utilizada entre los jóvenes de los Estados Unidos, superando a los productos convencionales del tabaco, como los cigarrillos, los cigarros, el tabaco de mascar y los narguiles”. Lo que el informe no dice al público es que mientras los cigarrillos, los cigarros, el tabaco de mascar y las cachimbas son una forma de consumo de tabaco porque contienen tabaco, los cigarrillos electrónicos son distintos de todos estos otros porque no contienen tabaco. Tal vez la oficina del Cirujano General necesita una lección de recordatorio de “Busca la diferencia”.

También en el prefacio, el informe recomienda estrategias para “desalentar el uso del tabaco en cualquier forma, incluyendo los cigarrillos electrónicos” y enfatiza la necesidad de prevenir el “uso del tabaco en cualquier forma”. De nuevo, esto es enormemente engañoso, ya que vaping no es una forma de consumo de tabaco.

De hecho, el informe no sólo da por hecho que los cigarrillos electrónicos contienen tabaco, sino que en ningún momento informa al público de que los cigarrillos electrónicos no contienen tabaco. Incluso en el capítulo que pretende proporcionar un “fondo” detallado a la cuestión de los cigarrillos electrónicos, el Cirujano General no informa a los lectores de que, a diferencia de los cigarrillos, los e-cigarrillos no contienen tabaco. Incluso en la sección que debe describir lo que es un cigarrillo electrónico, no se menciona el hecho de que los cigarrillos electrónicos no contienen tabaco y, por tanto, son distintos de todos los demás “productos del tabaco” del mercado.

Seamos claros. Si el Cirujano General va a afirmar que el vapeo es una forma de uso del tabaco, también lo es la terapia de reemplazo de nicotina. Y si el Cirujano General es serio al afirmar que “cualquier forma de uso del tabaco” es peligrosa, entonces ¿por qué no advierte a las personas que están usando pastillas, chicles y parches de nicotina?

Obviamente, sería terriblemente engañoso y mentiroso decirle al público que los parches de nicotina son una forma de uso del tabaco. Estaría mintiendo al decir al público que las personas que usan el parche de nicotina son usuarios del tabaco. La nicotina de un parche de nicotina deriva del mismo tabaco que la nicotina de los cigarrillos electrónicos. El Cirujano General no haría tal declaración porque engañaría a los fumadores induciéndoles a pensar que las NRTs son sólo otra forma de uso del tabaco. El Cirujano General tendría entonces que reconocer que los ex-fumadores que todavía están usando NRTs no están “libres de tabaco”. Siguen siendo usuarios del tabaco, y el uso del tabaco en cualquier forma es peligroso.

¿Cómo puede ser menos engañoso, entonces, decirle al público que el vapeo es una forma de uso del tabaco?

Lo que es profundamente inquietante en este informe es, que mientras éste gasta una cantidad excesiva de tiempo atacando a la industria del tabaco por, históricamente, haber engañado al público sobre los riesgos relativos de los diferentes tipos de productos de tabaco (por ejemplo, los cigarrillos light), a su vez, el informe cae en engañar al público sobre los riesgos relativos de las diferentes formas de productos que contienen nicotina: a saber, los productos libres de tabaco y los productos que realmente contienen tabaco.

Si el Cirujano General no reconoce la diferencia sustancial entre un producto que está matando a más de 400,000 personas al año en EEUU y un producto simplemente “no inocuo”, entonces tenemos un gran problema en nuestro enfoque de salud pública federal.

Y si no somos capaces de comunicar los muy diferentes riesgos asociados con un producto que está matando a más de 400.000 personas al año y un producto que es simplemente “no inocuo”, entonces tenemos un gran problema en nuestra capacidad de comunicación de riesgos.

Michael Siegel

A su vez, el Doctor Farsalinos en ECR, ha lanzado su comentario al respecto de este informe, donde abunda de nuevo en la profunda manipulación que supone incluir al cigarrillo electrónico en la clasificación de tabaco. Añado a continuación algunos de los párrafos de su entrada:

El informe está lleno de reclamaciones sobre el daño, mientras que no hay hechos reales sobre cualquier daño causado por los e-cigarrillos a cualquier persona (usuario o viandante). Las declaraciones sobre compuestos nocivos y potencialmente dañinos no son más que declaraciones emocionales sin contenido real en términos de riesgo realista. En todas las afirmaciones relacionadas con los cigarrillos electrónicos y el daño, se puede sustituir fácilmente el término “cigarrillo electrónico” por términos como “aliento humano” (emite aldehídos potencialmente dañinos), “aire interior” (es probable que esté expuesto a más Formaldehído por quedarse en casa en comparación con vaping), “caminar por las calles”, “medicamentos” (no conozco ningún medicamento sin efectos secundarios o cualquier intervención médica sin complicaciones potenciales), o cualquier cosa que se pueda imaginar. Para aclararlo, no estoy sugiriendo que los cigarrillos electrónicos sean libres de riesgo o tan seguros como el aire interior o la respiración humana. Sólo estoy diciendo que tal presentación es altamente engañosa y no proporciona ninguna información útil sobre el riesgo.

Otro caso típico de una declaración puramente emocional, es la sección donde se “criminalizan” los sabores en los cigarrillos electrónicos por atraer a los jóvenes. Las mismas declaraciones sobre el chocolate, los caramelos, los ositos de gominola, etc se podrían mencionar en este informe. No conozco a ningún adulto que coma algo sin sabor u olor y pueda obtener cierta satisfacción de ello.

El informe ignora por completo los beneficios potenciales de los cigarrillos electrónicos. En primer lugar, no hay análisis sobre cómo las recomendaciones sobre el gravamen con impuestos o posibles restricciones sobre los sabores podrían afectar a los fumadores adultos que tratan de dejar de fumar con la ayuda de los cigarrillos electrónicos. Supongo que el Cirujano General se preocupa por la salud de toda la población. También existe el caso de los jóvenes fumadores. ¿No preferiríamos que los adolescentes fumadores usen cigarrillos electrónicos en lugar de productos de tabaco combustibles? Bueno, por supuesto, no usar nada es la mejor opción. Pero no hace falta ser cirujano general para decir eso. Pero me pregunto, ¿por qué el informe no menciona los estudios que demuestran que las restricciones de los cigarrillos electrónicos podrían aumentar el tabaquismo entre los jóvenes?

El informe es desafortunadamente unilateral y seguramente será seguido por otra campaña pública de temor a los “e-cigarrillos malvados”. Esto resultará en una idea errónea más amplia acerca de los riesgos del cigarrillo electrónico en comparación con el tabaquismo y disuadirá a más fumadores de hacer el cambio. Y luego, culparemos al e-cigarrillo por el alto uso dual observado en los EE.UU …

Curiosamente, el informe se publicó junto con un sitio web muy bien diseñado, con secciones como “Conozca los riesgos”, “Analice los hechos” y “Entre en acción”. Las preguntas son:

¿Conocer qué riesgos?

¿Analizar qué hechos?

¿Tomar qué acciones?

Mi comentario…

Una vez más, observamos cómo se utiliza la “patente de corso” para instaurar una campaña perfectamente organizada que provoque el absoluto terror de la población al cigarrillo electrónico. Una vez más, miles de fumadores verán esa perfectamente diseñada web y leerán los acojon… titulares de la CNN y de Euronews y se reafirmarán en la postura que a todas luces parece correcta para el lobby anti-vapeo.  “Sigamos Fumando. Sigamos necesitando medicamentos. Sigamos enfermando. Sigamos muriendo. Sigamos haciendo ricos a todos aquellos que se lucran con nuestra desgracia” ¿Cuántas vidas se quedarán por el camino?.

Afortunadamente hay PERSONAS que conocen y experimentan la realidad de lo que está pasando y que luchan día a día, vaper a vaper, doctor a doctor, tienda a tienda para arrancar una vida y otra y otra de las garras del tabaco y de las mentiras… y eso es imparable.

Va por ti Santi

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s